Consejos para tu piel ante la contaminación Como os contábamos en el post anterior la contaminación afecta a la salud de tu piel, la ensucia, degenera y causa envejecimiento prematuro de esta así como la posibilidad de sufrir alergias cutáneas. Por eso señalábamos la importancia seguir una rutina en el cuidado de la piel que nos ayude a combatir los síntomas de la contaminación, aquí te contamos algunos trucos o consejos para tu piel ante la contaminación:

  1. Limpiar cara, para eliminar las partículas nocivas y la suciedad. Cuando lavas tu cara, además de quitarte el maquillaje también estas eliminando la contaminación que obstruye los poros e impide la correcta transpiración de la piel. Busca un limpiador adecuado a tu piel que además retire las impurezas de la polución en nuestro rostro.

Además de lavar la cara conviene exfoliarla de vez en cuando, para despejar tu cara de células muertas y así regenerar las capas expuestas a las agresiones medioambientales.

2. Hidratar todos los días. La contaminación debilita la piel disminuyendo sus niveles de vitamina E además de causar deshidratación. Elige una buena crema según las necesidades de tu piel. Una tez hidratada tiene más vida y mantener un grado adecuado en su humedad favorece la creación de una barrera de protección de la piel ante la contaminación.

3. Protección ante el sol. La polución ambiental y su efecto sobre la capa de ozono hacen que los rayos UV sean más agresivos para la piel, por eso es muy importante utilizar protección solar todos los días, para evitar quemaduras y el riesgo de un cáncer de piel. Aquí también tendremos que optar también por un factor SPF apropiado a la época del año y a nuestro fototipo de piel, además de evitar la exposición a los rayos solares en las horas más intensas del día.

4. Tomar antioxidantes, que son nutrientes que la piel absorbe y frenan los radicales libres, previniendo la oxidación y el deterioro de nuestra piel. Las empresas de cosmética están agregando antioxidantes en los nuevos productos pero podemos consumirlos naturalmente en diversas frutas y verduras como tomates, zanahorias, frutos rojos, etc.

5. Beber para hidratar el cuerpo. El agua favorece la circulación de la sangre, hace que la piel mantenga la humedad, mejora su elasticidad y elimina las toxinas que se acumulan por la contaminación en todo el cuerpo. Consumir dos litros de agua diariamente nos ayuda a proteger nuestra piel ante los agentes ambientales.

6. Purificar el aire interior. No podemos despejar la polución de los ambientes exteriores pero si de dentro de nuestras casa y oficinas. Una forma perfecta para conservar los espacios interiores sin aire contaminado es tener un purificador de aire, cuyo principal objetivo es eliminar elementos contaminantes o tóxicos del aire así como descontaminar lugares mal ventilados.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This